Daniela y Manolo

Daniela y Manolo

Esta será probablemente la historia de amor más moderna que habrás escuchado el día de hoy. De esas historias que comienzan con un Agregar amigo en cualquier red social y en donde un ¡Hola! te puede llevar a un sin fin de encuentros.

Manolo decidió agregarme en Facebook y yo acepté, sin embargo, nunca platicábamos y solo llegábamos a intercambiar uno que otro like, llegó el día en el que él noto que teníamos un amigo en común y ese fue el momento perfecto para que nos presentarán. Recuerdo que mi amigo me pregunto si estaba dispuesta a conocer a Manolo y yo por mi parte, tenía tiempo que había cortado con mi ex novio, parecía ser una buena idea y así fue, finalmente nos conocimos en una comida local que preparo mi amigo.

Me invitó a una fiesta y al día siguiente, un ramo de flores me esperaba en casa, era atento, detallista, inteligente.. ¡Él tenía todo lo que yo buscaba!, sin embargo, se aproximaban los exámenes finales y estaba a punto de irme a mi viaje de preparatoria, no era un buen momento para una relación. Llego el día en el que él decidió hablar conmigo, me compro una película que llevaba mucho tiempo buscándola y entendió mi situación aclarando que si cambiaba de opinión, ahí estaría.

Un mes después, entre a la misma universidad que él, pude notar que extrañaba sus mensajes… esa forma tan peculiar de tratarme y fue entonces cuando me di cuenta que ya no me hacía tanto caso. Pasaron dos meses más y finalmente, decidí hablarle e invitarle un café, platicamos horas, la pasamos muy bien y fue ahí en donde entendí lo mucho que me gustaba estar con él.

Estábamos en Cuautla cuando de sorpresa nos tiramos del paracaídas y mientras íbamos bajando una manta gigante me esperaba, ¿Quieres ser mi novia?. Hoy, llevamos 5 años disfrutando cada segundo que estamos juntos y planeábamos hacer un pequeño viaje cada año para festejar, al no tener la oportunidad, decidí invitarlo a cenar a mi casa: Un poco de fondue de carne, luces y fotografías que nos vuelven a recordar lo bien que nos hace estar el uno para el otro.

Lilli y Coy

Lilli y Coy

¡Las ganas de empezar la noche habían comenzado! Recuerdo que ese día todo estaba listo. Si, todo estaba listo o eso creía yo, en mis planes no estaba encontrarte y sin imaginarlo, ahí estabas tú.

Un poco de música, copas y diversión. Él era amigo de mi hermana, la mayor, la noche fue lo suficientemente larga para darme cuenta que tú eras el indicado, supimos encontrar el momento justo, bailamos, reímos, disfrutamos de la noche, compartimos mil historias juntos y sin más ni menos, esa noche fue donde nuestra historia comenzó.

Yo no estaba en México y decidí enviarle una caja de mensajería. La caja tenia un globo grande de helio para que al abrirla, el globo pudiera elevarse. En la parte de debajo de la caja, había una carta con una dirección para que asistiera a una cena. Más abajo, habían dulces y golosinas que a él le gustan.

¡Solo tú enciendes mis cinco sentidos! Cada una de estas cajas representan uno de ellos, ¿Estas listo para averiguarlos?, un cupón de spa: Touch, unos boletos para un musical: Hear, ¡Tú loción favorita!: Smell, ¡Tu postre favorito!: Taste, nuestra foto juntos: Sight. Cada uno de los regalos están personalizados con lo que más te gusta y con nuestras fotos favoritas.

Tres años y medio juntos no han sido suficientes para demostrarte lo feliz que me haces, ¡Siempre juntos!

Isabel y Julian

Isabel y Julian

¿Alguien dijo que los zombies no existen? Él estaba rodeado de ellos, momias y vampiros y uno que otro que nadie lograba identificar.

Recordó que ese día, su amigo le dijo que lo acompañara con una amiga… y ahí estaba él, en la barra como bartender, el ambiente era muy bueno -¡Esta bebida está increíble!, ¿Con agua esta bien?- por un lado la música, por el otro la comida,  en el fondo se tomaban fotos ¿Y cerca de él?, cerca de el estaba ella, en realidad más cerca de lo que se imaginaba. El lugar y el momento menos esperado. Y es que…¿Acaso hay un destino marcado?.

Por un momento lo notó extraño, todo era totalmente diferente, se decidió a hablarle, sin saber que decir ni como reaccionaria y al parecer no la estaba pasando muy bien, platicaron, bailaron, perdiendo la noción del tiempo y solo le importaba una cosa, ella.

¿Me puedes marcar? ¡No encuentro mi teléfono! …¡Dulce truco! ¡En verdad necesitaba su teléfono! Fue ahí donde decidió pasar cada segundo de su vida con ella.

Aún recuerda esa cena de su primer aniversario, una luz tenue, un par de copas y su compañía para celebrar. Ahora han pasado cuatro años y él sigue convencido de que es ella con quien quiere estar toda la vida. Hoy le queda claro que todo en la vida pasa, menos ella.

Thea y Erik

Thea y Erik

He aprendido que los amores pueden llegar por sorpresa o terminar en una noche. Por lo menos, eso fue lo que encontré en
él, una bonita sorpresa, una bonita casualidad. Suerte que por casualidad tropezamos y me encontraste ahí. Suerte que lo hicimos
a tiempo.

Él era amigo de mi hermana, me encontró en el momento menos esperado, y es que ¿Acaso debes estar preparado?, basto una
plática o tal vez más, una película, una mirada y una sonrisa para saber que él tenia lo que yo buscaba.

Llego año nuevo. Fuegos artificiales, vino espumoso, una cena familiar y sobretodo, tu compañía. Recuerdo que ese día me confesaste todo, no sabia como reaccionar pues me hacías sentir diferente, esto es muy difícil de explicar. ¿Qué me esta pasando?. Llego el día de visitar juntos a mi hermana en Canadá, nos divertimos mucho, reímos, bailamos y en este viaje, comenzó esta historia. Una historia de la cual no quiero un final.

¡Hoy cumples 28 años! ¡28 regalos! Hoy, he decidido darte 28 razones para sonreír, 28 experiencias que quiero compartir contigo. Cada una de estas, representan un año de tu vida, un año más de los muchos que quiero pasar contigo. Gracias por siempre ser y estar.

Paulina y Rodrigo

Paulina y Rodrigo

¡Enhorabuena! ¡Por fin llego el día! El viaje de graduación es un sinfín de momentos que sin duda, han marcado un antes y un después en tu vida. Y es que a veces en unos días se vive la vida entera o por lo menos, eso fue lo que viví este verano.

Llego el verano, y con él ese viaje tan esperado. El lugar era increíble, los planes estaban listos y la buena actitud sobraba en esos momentos. Recuerdo que mis amigos y yo decidimos ir a un antro cercano y ahí es en donde comienza esta historia. Solo basto que un amigo nos presentara para saber que él era el indicado, bailamos, reímos y la felicidad nos logro durar toda la noche.

Al día siguiente, él tenia que viajar temprano y sin embargo, perdió su boleto, por lo que tuvo que tomar el siguiente y ¡Oh, sorpresa! Sin darnos cuenta nos fuimos en el mismo. ¿El amor es nuestro verdadero destino? Por lo menos, para nosotros si.

Disfrutamos los días en Barcelona y en París. Un mes después de que llegamos a México comenzó este sueño del cual no me quiero despertar. Hoy han pasado cuatro años y aquí estas, recibiéndome con un desayuno increíble, todo tan azulado, un par de copas, unas
flores amarillas pero sobretodo, tú. Siempre tú.

NEWSLETTER

¡Únete y recibe ideas de regallos, detalles, experiencias y acitivdades para compartir con tu pareja!

Tu suscripción ha sido ingresada exitosamente.

Pin It on Pinterest