Frida y Diego

Frida y Diego

“Ácida y tierna, dura como el acero y delicada y fina como el ala de una mariposa, adorable como una bella y profunda sonrisa y cruel como la amargura de la vida.” Diego Rivera

Una de las parejas más destacadas del arte mundial. “Así como el pincel roza el lienzo; así como la pintura se queda plasmada por siempre en el cuadro; así el amor entre Frida Kahlo y Diego Rivera.” Anónimo

Su historia comienza en 1922, cuando Diego llega a México después de recorrer el mundo y se presenta a trabajar en un mural en la escuela nacional preparatoria, donde estudiaba Frida. Él tenía 35 años y Frida, 15.

Desde temprana edad, Frida tendría que enfrentar varios problemas: Poliomielitis a la edad de seis años y años después, un choque con el tranvía que la dejaría atada al dolor y a la enfermedad de por vida. Nunca se recuperó por completo y pasó por más de 30 dolorosas operaciones, fue entonces cuando comenzó a pintar copiando su rostro de un espejo puesto en el dosel de la cama: “Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad”.

Tres años después del accidente, Frida conoció a Diego Rivera y decidió llevarle sus primeros trabajos, Diego quedó impresionado con su talento. En 1929, contrajeron matrimonio por primera vez, para entonces Diego tenía 43 años y Frida 22. Era el tercer matrimonio de Rivera. El matrimonio causó sorpresa en la sociedad mexicana pues resultaba extraño que la pequeña y frágil Kahlo se enamorara de Rivera, un hombre maduro y grande en todos los aspectos. En 1932, intentan tener hijos y termina abortando el feto ya que se encontraba mal colocado y ponía en riesgo su salud: Un dolor más a su vida.

Frida toleraba las infidelidades de Rivera hasta que descubre que su marido mantenía una relación con su pequeña hermana y se hunde en depresión. A partir de ahí, tomo una decisión: Seguirían juntos pero su matrimonio sería una relación abierta en la que cada uno podría tener a otras parejas. Frida comenzó a mantener relaciones no solo con hombres, sino también con mujeres, lo que despertaba los celos de Diego Rivera. En 1937, Frida ve la oportunidad de una refinada venganza e inicia una relación con León Trotsky, una de las principales figuras de la revolución y a quien tanto admiraba su marido. En 1939, el matrimonio entre Diego y Frida no soporto más infidelidades y ambos acuerdan divorciarse. Un año después, León Trotsky es asesinado y al enterarse Diego, quien se encontraba en San Francisco realizando un mural manteniendo relaciones con otras dos mujeres, la llama y le pide que se vaya a vivir con él. Kahlo no lo dudo y ese mismo año se casan por segunda vez, ¿Rivera sabía que la salud de Kahlo era muy frágil o realmente
la amaba?

Para Frida, el dolor y el sufrimiento cada vez fue más insoportable, tanto que intenta en varias ocasiones
quitarse la vida: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”. En 1954 Frida muere en la casa azul y
tres años después, Diego muere en la ciudad de México.

Contrastes y grandes similitudes definen a esta pareja de artistas mexicanos, un caótico matrimonio. Muralistas y pintores mexicanos que dejaron grandes obras a la nación, costumbres, un rico legado de escritos y producción mural que expresa sus emociones y sentimientos por el arte de nuestro país, México. ¿Acaso es un amor tóxico? Un amor inolvidable.

Pin It on Pinterest

X