Si regresamos el tiempo a unos cuantos años atrás, no me hubiera imaginado esto que estoy viviendo. Y es que cuando estoy contigo, cada momento, cada aventura y cada segundo es mejor de lo que esperaba. Una sensación que difícilmente puedo explicar.

Nos conocimos hace nueve años y fue sin duda, el comienzo de una bonita historia que no tiene un final. ¡Quien lo hubiera imaginado!. Dicen que tenemos el destino que nos merecemos y yo no sé si realmente merezco un amor tan grande y sincero como el tuyo.

Nuestra historia comenzó hace cuatro años cuando me pidió que fuera su novia. A partir de ese momento, supe que él era el indicado para pasar cada día del resto de nuestras vidas. Él se ha convertido en todo lo que necesito y un sin fin de experiencias nos han demostrado que necesitamos estar el uno para el otro.

El día de mi cumpleaños ha llegado y con él, sin saberlo, el mejor día de mi vida. Estaba feliz por celebrar un año más de vida con las personas que más amo y sin embargo, la vida me tenía preparada una mayor sorpresa.

Llego la hora de partir el pastel y de pronto ahí estaba, ese anillo que fue capaz de llevarme a la luna y hacerme sentir mil emociones a la vez: ¿Te quieres casar conmigo?, enfrente de mi un letrero en la pared que expresaba todo lo que él sentía por mi. Sin duda, puedo reafirmar que fue el mejor día de mi vida y sin embargo, nos falta un largo camino por recorrer.

Empecemos la travesía, tómame de la mano y no me sueltes jamás.

Pin It on Pinterest

X